Call us now!

Los arrastrables son una de las opciones favoritas cuando nos contratan familias o grupos de gente joven. Siempre tienen éxito y quién los prueba está deseando repetir. Pero, ¿por qué nos gusta tanto algo tan sencillo? A fin de cuentas, los arrastrables son tremendamente sencillos y básicos, aunque quizás esa sea una de las claves de su éxito.

En cualquier caso, estas son algunas de las cosas que opinan quienes los han probado y que les parecen las mejores razones para animarse con los arrastrables.

-Son para toda la familia. Otras formas de diversión están más pensadas para jóvenes o para adultos. Los arrastrables son perfectos para divertirse con niños porque pueden llevarse más suavemente cuando participan los pequeños de la casa y acelerar un poco más cuando suben adultos.

-Permiten participar a varias personas a un tiempo. No hay que esperar largos turnos porque los arrastrables permiten participar a varias personas a la vez. Esto es muy divertido porque favorece la participación y el divertirse en grupo.

-Cedes totalmente el control. Aunque puedes pactar la velocidad a la que quieres que vaya el arrastrable realmente no tienes el control sobre el mismo. Te sientas y te dejas ir y eso es parte de la emoción y el encanto.

No saber cuándo va a dar un giro, si va a aumentar la velocidad de golpe o si va a hacer que todos se salpiquen le da una emoción muy especial a esta divertida experiencia.

-Resultan increíblemente refrescantes. No hay más que decir que es una actividad acuática para asociarla inmediatamente con el frescor. Además, te garantizamos que acabarás empapado incluso si eres capaz de evitar caerte al agua en alguno de los giros del hinchable.

-La adrenalina toma el control. Los imprevistos, la velocidad, la emoción de las personas que gritan justo al lado… todo eso contribuye a que los niveles de adrenalina aumenten y la descarga sea tan fuerte como gratificante. Por eso todo el mundo queda totalmente relajado tras una tarde de arrastrables.

-No necesitas conocimientos especiales. Esto también es algo atractivo para la mayor parte de la gente, ya que no es necesario tener conocimientos de nada, pero tampoco ninguna habilidad especial.

Como sucede con cualquier cosa que se hace en el agua es recomendable saber nadar, aunque los chalecos salvavidas ayudan si no se tiene demasiada soltura. Pero no hay que controlar nada más.

Book online now!