Hay quien cada año se acerca a un destino turístico de playa y disfruta del mar durante unos días. Toma el sol mientras la brisa acaricia su piel, se baña en las aguas cristalinas de un mar de anuncio y nada relajadamente en alguna cala no demasiado repleta de turistas.

Otros, además viven el mar con toda su intensidad, aprovechando cuánto este tiene que ofrecer. Esta gente es capaz de alquilar un yate durante una larga jornada para navegar por sus aguas, deslizarse con un seabob y sentirse como un verdadero delfín o tratar de volar sobre las olas con un Hoverboard.

No solo disfrutan del agua, extraen todo lo que el mar puede dar y consiguen vivir una verdadera experiencia entre el salitre y las olas. Estas personas son las que generalmente regresan al mar siempre que pueden, incluso si es necesario usar un neopreno y no hay sol para ponerse morenos.

¿Qué hacer en el mar?

Las optativas son muchas, porque el mar siempre ofrece algo nuevo para hacer. Los deportes acuáticos varían como todas las modas y siempre están tratando de ofrecer cosas nuevas que aporten más adrenalina y más emoción.

Ahora mismo, la gente se vuelve loca con el FlyBoard porque le permite elevarse sobre el mar y el subidón de sentir se el agua propulsada nos hace volar es tan grande que nadie que de verdad viva el mar se quiere quedar sin experimentarlo.

Si has visto los vídeos lo entenderás pero para saber qué es realmente, tienes que vivirlo. Los que prueban la experiencia generalmente repiten porque si la primera vez es muy divertido, la segunda es todavía mejor.

Pero sí eres de los que prefieres menos emociones y una diversión más clásica, los arrastrables son una opción muy divertida que te hará pasarlo muy bien sin tener que despegar los pies del mar. O incluso un paseo en un pequeño yate para poder ver toda la costa mientras disfrutas de la brisa del mar.

Y si lo que te gusta es nadar y te encantaría hacerlo con la habilidad de un pez, entonces lo tuyo es sin duda el Seabob. Este scooter marino te permite sujetarte con las manos y dejarte llevar a toda velocidad por encima del agua, pero también te permite sumergirte hasta cinco metros pudiendo disfrutar de una preciosa vista de la profundidad del mar o del fondo submarino si no es muy profundo.

Este es tan solo un pequeño muestrario de todo lo que podemos ayudarte a hacer realidad en el mar. Rétanos y te sorprenderemos.

Book online now!